Lucía Celasco

#touristinmycity Tigre

Recorrer Tigre una tarde de invierno, definitivamente me trae recuerdos. Sus casitas altas de madera, la gente amable, el circuito de antigüedades, el Puerto colmado de barcos oxidados. La fauna y flora del delta: gloriosa, libre, salvaje, hogar de miles de de pájaros, bichos, y plantas. Todo un universo contenido por el río, el Corazon y motor que impulsa el desarrollo de este municipio convirtiéndolo  en un foco  de turismo y comercio, poblando sus calles y dandole vida. Todo absolutamente todo, pareciera seguir estando acá, intacto, tal cual lo vi, la ultima vez que vine, hace casi 7 años. 


Aunque a decir verdad, hubieron cambios. Ya no hay tanta calle de tierra y hay miles de semáforos y caminos nuevos; hay barrios enteros en donde antes había agua y de a poco el antiguo skyline de edificaciones bajas, se desdibuja con la aparición de las primeras torres, que hoy se hayan imponentes al pie de la panamericana.



También se trabajo sobre lo construido.  Hay un nuevo predio en el Puerto de Frutos que alberga a miles de comercios de todo tipo y color. Ni hablar de la corriente cultural emergente, que de la mano de los mas jóvenes, cobra cada dia mas fuerza y  toma las calles, pintando murales, fundando Usinas del arte, teatros y centros de exposición. 


Las nuevas propuestas gastronómicas no se hicieron desear, y buscando su lugar en la escena. Coparon El Boulevard Saenz Peña que de a poco recobra vida con la aparición de estos nuevos espacios en los que conviven  en perfecta armonía, la decoración el arte y la cocina.




De a poco  todas las piezas caen en su lugar y se  consolidan en este espacio. Pero ese espíritu, el del barrio, permanece ahí, intacto. “Fusion” sería quizás el termino ideal para mi, si buscara  explicar esta identidad tan particular que  a orillas del río vive y respira todavía.


Es innegable su mística, muy similar a la que percibo cuando recorro San Telmo. Calculo que es una suerte de magia o encanto, producto del paso del tiempo, cuando un barrio tiene historia se respire y si sus calles hablaran probablemente nos contarían crónicas de contrabando, piratas y naufragios, pueblo y turismo.  


En cuanto a que podemos encontrar, Bueno, antes que nada,  recomiendo venir un día de la semana, en los que hay menos comercios abiertos, pero mas espacio libre per capita y uno puede pasear tranquilo.


En lo personal, me encantan los espejos de mimbre y los sillones tipo Morticia Adams y para eso la mejor opción son los locales aledaños al puerto de frutos, siempre vas a  encontrar algo bueno. También es un gran lugar para comprar frascos,  velas, inciensos y las mil y un chucherías para decorar. 


Recomiendo no irse sin pasar por los viveros, que son verdaderamente copados, con buenos precios, mucha variedad y gente idónea dispuesta a asesorar hasta a la mas desorientada de todos los compradores de suculentas de la historia, como puedo ser yo.




Un descubrimiento? Este local con flores de plástico, que para ser sincera, no es un concepto que me guste demasiado, pero cuando lo vi, no pude resistirme a entrar, parecía un túnel salido de una escena de Alicia en el Pais de las Maravillas, No se muy bien para que las usaría, pero me agarraron esas ganas de comprarme todo y después ver que hacia con eso… nose si alguien mas reconoce el sentimiento. En síntesis, hay que pasar por ahí, aunque sea solo para la foto. 




A pasos del Puerto de Frutos, sobre la Av. Italia y el Boulevard Saenz Peña hay barcitos y centros culturales muy copados, y de noche suelen haber peñas y ciclos con música en vivo.


Estando acá, me arrepiento de no venir mas seguido. Creo que hace unos años volví, pero de noche y sin prestar mucha atención. Tenemos que hacernos el espacio para revisitar estos lugares. 



Espero que les guste el post!

Buena semana!

Love

Lu.


¿Te gustó la nota? Seguí la charla en Twitter

En esta nota:
Share it!
Fuerza es Belleza

Llevo casi un año como PanteneLover y en ese tiempo, tuve la oportunidad de...

Ver nota
About that book... #DiarioDeEstilo

Les pido que volvamos un poco el tiempo atrás… digamos 13 meses. Estoy en el Malba,...

Ver nota
Tea Time

Si de algo se trata el invierno es de disfrutar de los placeres mas terrenales de la...

Ver nota
Dia de la mujer!

Como no podía ser de otra manera, el día de la mujer, amaneció con un sol radiante....

Ver nota
La Menesunda

Llegamos al MAMBA distraídas y entre risas. San Telmo es uno de mis barrios preferidos...

Ver nota
Carnaval!

El primer fin de semana largo del año, no quizo privarse de nada. Con espectáculos...

Ver nota